Marta en Londres: Mi Historia con el Inglés

Marta en Green ParkLlevo un año y seis meses viviendo en Londres y a día de hoy siento que llevo en esta islita toda una vida. Imagino que dicha sensación es buena, ya que de alguna forma me siento una más en esta enorme comunidad.

Ningún comienzo es fácil y menos cuando se trata de coger la maleta y aterrizar en un país de habla distinta a la nuestra. Sin duda, ésta es la gran barrera para cualquier ser humano, sin embargo cuando consigues vencerla sólo piensas: “No era para tanto”.

Enseñar español y aprender inglés

Lo primero que hice al llegar aquí fue ser consciente de mis límites con el idioma y al mismo tiempo pensar en lo que de entrada podía ofrecer: mi español. Con el título del Cap convalidado y mi CV en mano me recorrí la ciudad en busca de academias y compañías para enseñar español.  Al poco tiempo me fueron surgiendo clases sueltas y fue entonces cuando viví una de las mejores experiencias de mi vida. Como dije en un post anterior, yo enseñaba mi lengua materna a hombres de negocios, jubilados y niños, los cuales también me ofrecían alguna tip entre lección y lección (¡No existe nada más tierno como que un niño de ocho años te enseñe algo!

Menos gramática y más Speaking

Keep calm and carry onCuando nos preguntan a los españoles cuántos años llevamos estudiando inglés en nuestro país, normalmente intentamos quitarle años a nuestra relationship con el idioma. Pero esta vez voy a ser sincera y diré que mi primer contacto con el inglés tuvo lugar en segundo de primaria. Una vez ya pasada la ESO y finalmente el Bachillerato puedo decir que me fui a la universidad con un “nivel gramatical” bastante bueno, sin embargo, seguía sin poder expresarme con soltura. En este sentido (y no me cansaré de confirmarlo) he de decir que ha sido aquí dónde me lancé a la piscina y digamos que yo misma fui ganando eso que los ingleses llaman “confidence” con el idioma de Shakespeare.

Una vez en territorio británico, lo que más cuesta es acomodar el oído a un idioma que suena diferente al tuyo. Pero gracias a la cajera del Super, al hombre del metro anunciando mensajes matutinos,  a los camareros del pub o a los anuncios de Lovestruck del tube, tu cabeza va grabando sonidos de manera en que un día, así sin más, ¡los pronuncias a la perfección!

Muchos de los que llegamos aquí nos obsesionamos en escribir de manera perfecta, sin embargo no tardamos mucho en cambiar el chip por la experiencia del día a día. Recuerdo distintas situaciones en las que mi “entonación española” me jugó una mala pasada y literalmente me incomunicó por completo con la otra persona. (Sí, exactamente igual a lo que les sucede a los franceses cuando hablan inglés)

Y el día menos pensado… ¡El trabajo llega!

Desde hace cuatro meses trabajo en una agencia escribiendo artículos en español. A día de hoy jamás hubiese imaginado que acabaría en una ciudad como Londres cumpliendo mi sueño.  Cada mañana cojo un metro y un tren para llegar a la oficina en la que paso ocho horas interactuando en inglés con mi grupo de compañeros.  No voy a mentir. Yo soy la “E-spanish” y la que en vez de decir “have a look at”, dice “have a look to” (es una hierba mala que no consigo quitarme de encima); pero lo cierto es que a pesar de mi mala relación con las preposiciones, he sido capaz de escribir artículos en inglés, y recibir nice reviews por parte de mis compis (los cuales han incorporado el “olé” a su vocabulario cotidiano).

Entre esas paredes paso la mayor parte de mi semana y he de decir que no existe un día en el que no aprenda algo nuevo. Uno de mis últimos descubrimientos  ha sido que los dientes de leche aquí son “dientes de bebé”, es decir, “baby teeth” o que las piernas en Inglaterra no se duermen, sino que mueren…

5 cosas que me han quedado claro…

1. La base que traía de España hizo que pudiera mejorar más rápido mi inglés en Londres.

2. El cerebro de un español en Londres no deja ni un momento de adquirir nuevas palabras.

3. La seguridad en uno mismo es la clave para mejorar un idioma.

4. Llega un momento en el que en vez de decir “solicitar”, dices “aplicar” (Muy mal!)

5. Y, por último, la famosa frase “Keep Calm and carry on” es más cierta que nada.

Mas de Marta en Londres

More from wellingtonhousebcn

Palabra del Dia en Ingles: “Nearly”

"Casi en Ingles = Nearly" "Nearly" is an adverb and is used...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Llevo un año y seis meses viviendo en Londres y a día de hoy siento que llevo en esta islita toda una vida. Imagino...
" />