Marta en Londres: 10 cosas a tener en cuenta cuando buscas piso en Londres

Una de las grandes pesadillas en la ciudad del Támesis es la de buscar alojamiento. Sí, lanzarte a la aventura de encontrar un hogar es una de las peores experiencias vividas por los expatriados en suelo londinense (también lo es para los locales). En primer lugar por la mala calidad ofrecida, en segundo lugar por las locas cantidades de dinero demandadas a la hora de adquirir las propiedades y en tercer lugar por las caminatas que te pegas de un piso a otro. Por supuesto hay muchos más aspectos que dificultan la tarea (léase las entrevistas a las que tus futuros flatmates te someten, los dolorosos depósitos a desembolsar, una vez más las cartas de recomendación etc) Aún así tranquilos; después de la tormenta llega la calma y con ella los hogares. Ésta es mi lista de consejos para encontrar alojamiento y no morir en el intento:

Buscar piso en Londres1. La Zona

La norma básica para buscar piso en Londres es la zona. Como si se tratase de un caracol, el callejero londinense se organiza por zonas. Desde  la 1 hasta la 9 (Esto es lo que al menos sale en el tube map) Y desde luego como en toda gran ciudad, uno depende del metro, con lo cual es importante ser consciente de lo que nos cuesta viajar desde nuestra casa hasta dónde trabajamos. Para haceros una idea la Oyster card de zona 1 a zona 6 cuesta unas 200 libras al mes.

2. Los timos

Es más que frecuente encontrarte con anuncios en los que las fotos del piso ofertado son maravillosas y casi siempre en ubicaciones soñadas por todos los londinenses y parte del extranjero. Pero no, no son reales. En páginas como el famoso Gumtree a veces se cuelan este tipo de anuncios en los que te pedirán una loca cantidad de dinero para “reservarte” la vivienda. Si encima lo haces desde España, mantente alejado de palabras del tipo Moneygram o Western Union. ¡Es el timo de la estampita!

3. No busques piso desde España

Muchas veces esta opción nos parece que tiene sentido, ya que el miedo antes de aterrizar en un país desconocido es completamente comprensible. Sin embargo buscar piso cuando aún estamos en casa es un poco pérdida de tiempo. Y es que los caseros y agencias en Inglaterra querrán conocerte cara a cara, te preguntarán por tu trabajo, por tu cuenta bancaria etc. Asimismo, llegar a Londres y rastrearte tú mismo los barrios es siempre un buen comienzo para saber dónde quieres vivir.

4. Olvídate del centro

Metro mappa de LondresLondres no es España -ni siquiera Madrid ni Barcelona- y por eso hay que quitarse de la cabeza el hecho de vivir en el centro. A pesar de que es aquí donde se concentra lo mejor de Londres en cuestión de monumentos y sitios cool, diré que una vez que vives el día a día de esta ciudad, lo único que quieres es evitarlo. Como consejo diré que la zona 2 es la media para londinenses profesionales sin familia. Allí tendrás cierta calma y a la vez una high street con bares, restaurantes, supermercados y con suerte, alguna zona verde.

5. Buena conexión

Es primordial que cuando visites un piso tengas en cuenta la distancia de éste con respecto al metro más cercano, parada de bus etc. No me cansaré de decirlo. En Londres el transporte es la vida- paradójicamente es lo más caro- Si buscas piso de forma online la mayor parte de los anuncios proporcionan el código postal, con lo cual siempre está bien googlearlo y ver qué situación muestra en el mapa.

6. Alquilar en Londres es carísimo

Lo es y no cabe duda de ello. El mercado inmobiliario en Londres está muy demandado y las agencias de pisos se aprovechan de ello- todo esto se traduce en mala calidad y precios de escándalo- Una media de alquiler mensual para una habitación doble en Zona 2 es de unas 500 libras, a lo cual habrá que sumarle gastos adicionales. Para hacerte una idea consulta páginas como Moveflat.com, Zoopla.co.uk, Gumtree.com o Spareroom.co.uk.

7. Piensa en los gastos: Bills + Council Tax

Council TaxSi pensabas que las facturas eran caras en España, Inglaterra pronto te hará cambiar de opinión. Aquí las bills (no las del restaurante) se encargarán de encarecer aún más el precio de tu vivienda. Además del gas, la electricidad, el agua y la TV license (Sí, hay que pagar una mensualidad por tener derecho a ver la televisión pública) en Inglaterra tienes que pagar lo que se conoce como Council Tax. Entendemos por esta factura una generosa cantidad mensual que pagas a tu ayuntamiento para cubrir sus servicios públicos (El Council Tax de Camden es por ejemplo más caro que el de Lewisham) Es importante tener en cuenta que se paga por vivienda y no por individuo (Si eres estudiante y vives sólo estas exento de pagarlo) y por supuesto no merece la pena hacerse el sueco y no pagarlo ya que, ¡irán a por ti!

Cuando visites un piso pregunta siempre a cuánto ascienden las bills.

8. Llama a los caseros

Esto no es tarea sencilla para alguien que acaba de aterrizar en Inglaterra y no se siente muy seguro con el inglés pero merece la pena no perder tiempo y pasar de los emails. Como se trata de algo importante, en este caso pasarle el teléfono a algún amigo inglés o alguien que controle el idioma está permitido…

9. Entrevista con los flatmates

Si buscas una habitación prepárate para ser entrevistado o entrevistada por tus futuros compis de piso. Ante esta realidad mucha gente se agobia, ya que una entrevista es una entrevista y no siempre tenemos por qué encajar ni gustar a los demás. En cualquier caso es importante ser uno mismo y por supuesto recordar que no solo tú les tienes que gustar sino también ellos a ti. ¡Prepara unas buenas preguntas!

10. Referencias

Una vez más los ingleses te pedirán referencias para alquilarte una habitación o piso. En este sentido es muy común que te pidan una carta por parte de tu employer, confirmando tu salario y a mayores una carta de recomendación firmada por uno de tus conocidos más cercanos. Como la palabra indica, esta persona no debe ser un amigo, sino alguien que te conozca y a la vez pueda ofrecer una visión objetiva de ti como individuo. Sí, los ingleses son así…

Está claro que encontrar un piso decente y asequible en Londres no es tarea sencilla, pero una vez que te haces con él haces lo posible para que se convierta en tu hogar. ¿Acaso se puede negar el encanto de los jardincillos de las casas victorianas o el hecho de tener una chimenea francesa en medio del dormitorio? Eso sí, ¡cuidado con los ratones!

Written By
More from admin

Celebrate Saint David’s Day – Wales’ National Day

1st March is Saint David's Day (Welsh: Dydd Gŵyl Dewi, Welsh pronunciation: [dɨːð ɡʊɨl ˈdɛui])...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Una de las grandes pesadillas en la ciudad del Támesis es la de buscar alojamiento. Sí, lanzarte a la aventura de encontrar un hogar...
" />