9 Razones por las que Londres nos vuelve locos (para bien y para mal) |Marta en Londres

JMarta en Londresohn Berger dijo una vez que la ciudad de París era para él un chico de veintitantos enamorado de una mujer mayor. A mí como me encanta ir en busca de metáforas y comparaciones capaces de explicar ciudades, decidí que Londres es como la rosa de Mecano; que no podemos vivir con ella pero sin ella tampoco…Hogar de diferentes comunidades, se ha ido ganando un huequecito en el corazón de cada extranjero que en ella habita. Sin embargo, no todo es oro lo que reluce y es que tengo que decirlo: Londres sabe (muy bien) cómo seducirte a primeras, sin embargo al cabo de un tiempo sus manías se cuelan en tu día a día y cuando parece que no puedes más y que estás a punto de dejarla, vas y te das cuenta de que eres incapaz y que por alguna extraña razón, no sabes vivir sin ella.

Si estás pensando en mudarte a Londres o si tan sólo le das vueltas a la eterna cuestión de por qué la capital británica enloquece a unos y otros, aquí tienes diez razones que quizás te ayuden a entenderlo.

 

1.Los grifos de los baños (Why?!)
Lo sabemos todos. Que en el resto del mundo utilicen un grifo monomando y que en Reino Unido todavía sigan con la ley del grifo de agua fría y el de agua caliente es un tanto incomprensible. Sin duda, una de las cosas que todavía nos tiene a los extranjeros con la boca abierta.

2.La ciudad con más oportunidades del mundo (Brilliant!)
La última investigación de mercado de PricewatherhouseCoopers ofrece una clasificación de las primeras treinta ciudades con más oportunidades del mundo y al parecer a Londres la encontramos de número uno. Según el estudio, la mejor combinación posible para que una ciudad sea eficiente es un alto nivel de calidad de vida en consonancia con un fuerte entorno empresarial. Por lo visto, Londres se lleva la palma…

3.Locos por la realeza (Why?!)
taza de los duques de CambridgeMe llama y me seguirá llamando la atención el hecho de que un enorme porcentaje de la población británica siga los pasos de la familia real como si de un grupo musical se tratase. Quizás porque en España el efecto es más bien el contrario, cuesta creer que la Royal family forme parte de la vida de la gente hasta el punto de que detrás de dicha institución exista todo un merchandising de tazas, servilletas y platos con la cara de los distintos miembros de la familia. Sin duda, Londres está a un paso de convertirse en EuroDisney.

4.Movember(Brilliant!)
Londres es una ciudad pionera en iniciativas benéficas. Pero si existe una que destaque por su originalidad, ésa es Movember. Si nunca has oído hablar de ella: Movember es un evento caritativo anual que tiene lugar cada mes de noviembre con el fin de recaudar dinero para destinarlo a la investigación de enfermedades como el cáncer de próstata o testículos. ¿En qué consiste? El chico que desee participar se registrará en una página en la que subirá una foto suya completamente afeitado y a medida que su bigote vaya creciendo a lo largo del mes, irá recaudando dinero. Sin duda, uno de los meses más divertidos para ver a chicos conocidos con moustache.

No existen persianas en UK5.Sin persianas (Why?!)
Pues no, no existen en las casas británicas. Como mucho te encontrarás un estor o alguna cortina, que no te privarán del momento estrella de despertarte a las 5.00 de la mañana en verano. De ahí que casi todos los españoles residiendo en UK tengamos un antifaz en la mesilla.

6.Paracetamol e ibuprofeno en el súper (Brilliant!)
Si te duele la garganta o la cabeza o una muela y además te toca hacer la compra matarás dos pájaros de un tiro. Y es que en Londres existe una serie de medicamentos que pueden ser adquiridos en los supermercados. Como es de imaginar, el tiempo y las colas que uno se puede ahorrar son considerables. A toda esta gama de medicamentos se le conoce en Reino Unido como over-the-counter medicines (OTC).

7.Comer en tu escritorio (Why?!)
Es un hecho. Comer en el escritorio de una oficina en Londres es como bajarse al bar de turno y pedirse el menú del día en Madrid. ¿Será el tiempo?, ¿la cantidad de trabajo? o ¿la falta de culto al acto de comer? El caso es que al final tú acabas haciendo lo mismo y es en esos momentos en los que te buscas en tu pantalla de ordenador y te dices con el tenedor de plástico en la mano: ¿En qué momento acabé yo así?…

8.Variedad gastronómica (Brilliant!)
Si en el punto anterior describía cómo nos podemos llegar a sentir miserables comiendo un sándwich del Tesco en el escritorio del trabajo, aquí la cosa da un giro de 360 grados. En este sentido, la ciudad del Támesis alberga una lista interminable de restaurantes de cocina internacional. Aquí sólo hay que decidir la cocina del país que nos apetece probar y ,como no, ser conscientes del presupuesto al que se puede llegar.

9.La ciudad más cara del mundo (Why?!)
Así es; cara y genial al mismo tiempo. Y a pesar de que las estadísticas se empeñen en recordárnoslo una y otra vez, al final seguimos aquí recibiendo a más amigos y conocidos en busca de oportunidades y por supuesto, cientos de historias para contar…

Si a ti Londres también te vuelve loc@, no dudes en dejar tu razón número 10 aquí abajo…

Tags from the story
,
More from Marta López García Read More

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

John Berger dijo una vez que la ciudad de París era para él un chico de veintitantos enamorado de una mujer mayor. A mí...
" />