5 Consejos para (intentar) entender el humor británico |Marta en Londres

entender el humor británico¿Cuántas veces hemos oído hablar del humor británico? En primer lugar hay que decir que si ha conseguido ganarse una fama mundial a lo largo de los años, es por algo y es que el humor británico ha sido y es una forma de vida para los habitantes de la isla. Para comprobarlo, solo hace falta pensar en célebres personajes como Shakespeare (en obras como el Mercader de Venecia encontramos frases como “el matrimonio y la horca son hechos fatales”) u Oscar Wilde (sin duda, el máximo exponente del humor británico). Ya en suelo actual, puedo confirmar que es difícil salir a las calles de Londres y no escuchar un comentario salpicado de cierto sarcasmo (a veces solo tienes que leer el letrero de avisos de tu estación de metro más cercana)

El humor, ése que siempre añoramos los que vivimos fuera de las fronteras de nuestro país, es el espejo de toda sociedad y a su vez, un factor fundamental a la hora de relacionarnos. El inglés como lengua también bebe de dicho humor (y viceversa), así que me he permitido recopilar unos cuantos consejos para ayudar en la tarea de comprender lo siguiente: ¿de qué se ríen los británicos?

1. Recuerda que el sarcasmo lleva la voz cantante

Es un hecho. El sarcasmo y la ironía residen en el ADN de los británicos. No hace mucho leí un artículo en el periódico británico The Independent sobre un estudio que afirmaba la conexión directa entre los genes británicos y el humor por lo negativo, la sátira y los “painful put-downs”, es decir, lo que nosotros entenderíamos como humillaciones de las buenas. Una vez dicho, esto tan solo nos queda asumir que los habitantes de la isla encuentran humor en prácticamente todo (siendo éste una especie de antídoto para las desgracias). Un buen ejemplo es el programa de televisión The Office, en el que se parodia el mundo laboral de UK, empezando por el manager de la sede de una empresa situada en uno de los lugares industriales más poco agraciados del país. Por lo visto, la versión americana deja mucho que desear. Como dirían los británicos, el humor es totalmente distinto, empezando por la manera de escribirlo (en inglés americano se emplea la palabra “humor”, mientras que en el británico se utiliza “humour”)

2. Aprende a reírte de ti mismo

Humor británico y el tiempoMuy en la línea de todo lo dicho en el párrafo anterior, los británicos son un pueblo que sabe reírse muy bien de sus propias miserias. Sin duda, el tiempo es una fuente de inspiración a la hora de crear los chistes con más chispa (cualquier tormenta que sacuda la isla sabemos que será carne de broma en los periódicos nacionales, redes sociales y conversaciones en la calle) Pero el humor no solo funciona con el mal tiempo. En esos días extraños en los que sale el sol y el país entero acude a los parques a celebrarlo como si no existiese un mañana, escucharás los comentarios más graciosos a cerca de la exageración de los brits a la hora de vestirse (por no hablar de las quemaduras de piel). Eso sí, se trata de un juego recíproco, así que no olvides reírte de las miserias de tu cultura si alguien se mete con ellas…

3. No te tomes en serio todo lo que dicen

No lo vamos a negar. Acostumbrarse a este humor no es fácil. En primer lugar porque el carácter del británico es serio de por sí, lo cual no ayuda a la hora de captar el tono humorístico. Si a eso le sumamos los juegos del lenguaje podremos vernos en más de un momento de “awkwardness”, es decir, un momento de incomodidad. Como regla general a seguir, diría que lo importante es tener en mente que tu interlocutor no tiene intención de ofenderte, sin embargo, si consideras que en algún momento se pasa de la raya también acuérdate que en todas partes existe gente impresentable.

4. Sigue los programas de televisión del momento

series de televisión británicasUn buen entrenamiento para saber lidiar con el humor británico es, cómo no, seguir los programas de televisión con más nombre en el país. Si quieres dejar a un lado el humor simplón de Mr Bean (sabemos que te reíste a carcajadas con él en su día) busca en YouTube las series Friday Night Dinner o The Inbetweeners, que narra las peripecias de un grupo de cuatro adolescentes en un barrio de las afueras de Londres.

5. Para entender el humor británico, aprende bien inglés

El humor es un buen indicador del nivel de idioma de una persona. Para los que vivimos fuera de nuestro país, es sin duda, nuestra prueba de fuego. Si bien entender el humor de una persona también tiene que ver con el hecho de conocerla, hay que ser conscientes de que para poder estar relajados en una conversación con chistes de por medio, nuestro inglés debe rondar el nivel medio. Por supuesto, si lo que queremos es asistir a un monólogo de cómicos como Ricky Gervais o Rhod Gilbert, entonces a por el nivel alto de inglés (hay que decir que el acento galés de este último dificulta el desafío).

En cualquier caso, poder reírse escuchando una de estas actuaciones es una satisfacción que todo estudiante de inglés debería experimentar alguna vez. Recuerda: al fin y al cabo es cuestión de ponerle algunas dosis de ironía a la vida.

¿Qué opinas del humor británico?

Si te ha gustado este artículo puede que también te interese:

Marta en Londres: Haciendo amigos británicos

Marta en Londres: ¿Cambia nuestra personalidad en inglés?

More from Marta López García

6 Comparaciones muy curiosas en inglés | Marta en Londres

Dicen que las comparaciones son odiosas, sin embargo todos los idiomas echan...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¿Cuántas veces hemos oído hablar del humor británico? En primer lugar hay que decir que si ha conseguido ganarse una fama mundial a lo...
" />